¡Las rebajas de invierno ya están aquí! Y con tantos descuentos por todas partes, resulta muy difícil resistirse a no comprar nada (te entiendo).

¿Sabes que cada persona gastará de media 93,13€ estas rebajas? Además, como es normal, las compras online tendrán más peso que nunca y caerán un 13,93% las compras en tiendas físicas.

Pues bien, sea online o presencialmente, lo que está claro es que las rebajas son el momento perfecto para comprar pero ¡sin arruinarte! Por eso quiero enseñarte los mejores trucos para no gastar más dinero del que debes en rebajas. ¿Empezamos?


Trucos para sacar el máximo partido a las rebajas de enero sin arruinarte


Primer truco: piensa lo que necesitas.

Haz una lista de lo que realmente necesitas. Si los Reyes se han portado regulín y no han traído todo lo que les habías pedido, ¡es el momento de aprovechar para comprarlo! Pero solo si realmente te hace falta.

“Comprar por comprar” es la consecuencia de no saber lo que quieres o necesitas. Y supondrá gastar de más y comprar cosas que, ni te hacen falta, ni quieres. Aunque esté muy barato, no hay nada más barato que no comprar. ¡No te dejes engañar!


Segundo truco: haz un presupuesto.

El segundo paso es hacer un presupuesto. ¿Cuánto puedes gastarte? Porque es posible que necesites o quieras aprovechar para comprar muchas cosas, pero eso suponga un gran gasto que no puedes permitirte. Así que, junto a tu lista, define cuánto dinero puedes gastar. ¡Aunque te guste jugar a ser Julia Roberts, piensa antes si tienes la tarjeta de Richard Gere!

Si vas a comprar en tienda te recomiendo que lleves dinero en efectivo y evites utilizar, en la medida de lo posible, la tarjeta. ¡Es la mejor opción si quieres tener un mayor control de tus gastos!


Tercer truco: compra cosas que te sirvan.

Muchas veces algo está tan barato que dices… “¡Me lo llevo, adelgazo un pelín y me entra!” O “Voy a comprarme esto por si algún día tengo esto otro”. Error, ¡GRAN ERROR!

Sé que cuando algo está al 70% es como una cervecita en la playa ¡irresistible! Pero ¡céntrate! Compra productos de tu talla y productos que te sirvan. Los “por si acaso” acaban sin usarse.


Cuarto truco: sé paciente.

¡Para algo existen las segundas y terceras rebajas! Los primeros días los descuentos no suelen ser muy elevados, por lo que si realmente quieres ahorrar es mejor esperar un poco y aprovechar mayores descuentos.

En las segundas y terceras rebajas puedes hacerte con auténticos chollos. Solo necesitas tener un poquito de paciencia.


Quinto truco: las rebajas están en casi todo.

¿Qué significa? Que no te centres solo en comprar ropa porque ¡¡hay rebajas en casi todo!!

Puedes hacerte con (casi) cualquier cosa mucho más barata que hace unos días, por ejemplo: ropa de cama, aparatos tecnológicos, zapatos, muebles, , etc.


En resumen, ¿cómo gastar menos en las rebajas de enero?

Como no tienes cerca un Richard Gere, ¡ponte a hacer una lista de las cosas que necesitas e incluye cuánto dinero puedes gastar!

Está muy bien que tengas sueños por cumplir, pero en época de rebajas no es el momento de pensar en ello. Así que compra solo cosas que te vayan a servir en el presente.

Ejercita la paciencia porque, para ahorrar de verdad, ¡hay que esperar y comprar más tarde! Y, por último, no te centres solo en comprar una cosa que las rebajas están por todas partes.