Si te doy un minuto para responder a “¿qué suscripciones pagas?”, me hablarás de Netflix, sobre todo los domingos por la tarde. De Spotify para empezar el día con buen rollo y de Amazon Prime: tu salvavidas cuando te acuerdas que tu padre cumple años mañana.

Moraleja: haces más cosas por suscripción de las que te imaginas. Y no vengo a hablarte de suscripciones a juguetes de gatos o a packs de ropa interior (que las hay), sino de 6 cosas cosas que haces por suscripción a lo largo de un día sin saberlo.


☕️

Levantas un pie de la cama y ¿qué necesitas para ser persona? Pues aquí tienes tu primera suscripción: ¡el café!

Todos los días tomas mínimo un café (o sino un té), así que todos los meses (o incluso todas las semanas) tienes que comprarlo. Y es que nadie mejor que tú sabe lo mal que sienta levantarse, ir a hacerse un café y que no haya, eh...


💡

¿Ya vas siendo persona? Pues tengo mis dudas porque sigues a oscuras… Enciende la luz y verás.

Pues sí, alquiles o tengas una casa, pagas una factura de electricidad. Y, por eso, la luz sería otra de tus suscripciones.


⛽️

Una mañana más, a todo correr… Esquivas un par de zapatos que hay por medio, estiras un poco el edredón, te vistes, zapatos ¡y a la calle! Subes al coche o moto y SORPRESA… ¡está en reserva!

Si lo hubieras sabido te hubieras levantado un poquito antes eh… Corriendo a la gasolinera para encontrarte con tu tercer gasto recurrente ¡la gasolina! Esta suscripción no falla para todos aquellos que tienen coche. Y para los que no… ¿qué me dices del abono transporte?


📲

Descanso para otro café en el trabajo, ¡primer momento del día en el que puedes estar tranquilamente con el móvil! Mientras entras en Whatsapp, te salta un mensaje: ¡tu cuarta suscripción!

¿Cómo vas a entrar en Whatsapp sin una cuota de teléfono mensual?


🏋🏻‍♂️

Sales del trabajo, vas a tu próximo destino y coges tu mochila. ¿Qué tiene dentro? Tu quinta suscripción: la cuota del gimnasio.

Es que ser una persona fit, tiene un precio ¡y tú estás muy dispuest@ a pagarlo!


🏠

Después de todo el día, por fin abres la puerta y llegas a tu sexta suscripción. Hogar dulce hogar y, en consecuencia, ¡una hipoteca o alquiler que pagar!


📈

Balance del día.

Solo has trabajado e ido al gimnasio, ¡y has pagado seis suscripciones! Y eso que no hemos hablado de impuestos, la factura, seguros, el internet de casa… ¿Qué pasará la semana que te vayas de viaje? Mejor eso ya lo hablamos otro día…

Hasta entonces… Descarga la app de Polaroo para iPhone y para Android ¡y empieza a incluir ya todos estos gastos!