📊 Mercado Regulado o Libre, ¿cuál es más barato?

La respuesta que te damos es clara: la elección entre mercado regulado y mercado libre depende de tus necesidades y preferencias personales. Te dejamos aquí los detalles principales 👇🏼

 Diferencias entre mercado regulado y mercado libre

Tu elección dependerá de cuánto valoras la estabilidad de precios, la flexibilidad, las opciones de proveedores y los posibles ahorros. 

 

 

📉Mercado Regulado

  1. Precios establecidos por reguladores: los precios de los suministros están fijados y regulados por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y por el mercado eléctrico. Estos precios se basan en costes de producción, distribución y otros factores, y se establecen para garantizar que los consumidores tengan acceso a servicios esenciales a precios razonables.
  2. Menos opciones de proveedores: los consumidores tienen menos opciones en términos de proveedores, todos ofrecen lo mismo y están autorizados por el gobierno para suministrar esos servicios.
  3. Aparente estabilidad de precios: los precios pueden parecer más estables y predecibles, pero la realidad es que cambian cada día. 
  4. Enfoque en acceso universal y protección al consumidor: se diseñan para garantizar que todos tengan acceso a servicios esenciales, y a menudo hay regulaciones estrictas para proteger a los consumidores y prevenir abusos. Y solo en este tipo de mercado puedes pedir las ayudas de la Tarifa de Último Recurso (TUR) y el bono social. 


📈Mercado libre

  1. Precios fijados por las compañías. Son fijos y garantizados durante el periodo que dure tu contrato. Los proveedores compiten entre sí para atraer a los consumidores.
  2. Más opciones de proveedores: los consumidores pueden elegir entre diferentes empresas y servicios según sus necesidades y preferencias.
  3. Posible ahorro: la competencia entre proveedores puede llevar a precios más competitivos y a ofertas especiales. Los consumidores pueden encontrar opciones que les permitan ahorrar dinero.
  4. Mercado energético en línea: la mayoría de las compañías se han digitalizado, permitiendo a los consumidores comparar y contratar servicios en plataformas digitales.

En resumen, la diferencia fundamental se encuentra en la forma en que se establecen los precios y la cantidad de opciones disponibles para los consumidores.

  
 

🖇️ ¿En qué se diferencian?

 Mercado Regulado: en el mercado regulado, los precios y condiciones están establecidos y controlados por entidades gubernamentales o reguladoras. El objetivo principal de este tipo de mercado es asegurar un acceso equitativo y asequible a servicios básicos como la electricidad y el gas para todos los ciudadanos. 

  1. Electricidad: las tarifas son fijadas por una entidad reguladora, basándose en factores como los costes de producción, distribución y otros factores. Los consumidores tienen menos flexibilidad para elegir su proveedor y deben aceptar las tarifas establecidas.
  2. Gas: similar a la electricidad, las tarifas son reguladas por las autoridades pertinentes. Los precios se establecen en función de los costes de producción, distribución y otros factores.

Mercado Libre: en el mercado libre los precios y las condiciones son determinados por la oferta y la demanda, y los consumidores tienen más opciones para elegir entre diferentes proveedores y tarifas. Aquí hay una descripción de cómo funciona en cada caso:

  1. Electricidad: los consumidores pueden elegir entre varios proveedores y planes de tarifas. Esto promueve la competencia entre las empresas y resulta en una mayor variedad de opciones y precios más competitivos para los consumidores.
  2. Gas: al igual que con la electricidad, en el mercado libre de gas los consumidores pueden elegir entre diferentes proveedores y planes de tarifas. Esto puede fomentar la innovación y la competencia entre los proveedores.

Vemos que, en el mercado regulado, las tarifas y condiciones son establecidas por entidades gubernamentales para garantizar el acceso y la asequibilidad de los servicios esenciales. En el mercado libre, los precios son determinados por la oferta y la demanda, lo que permite a los consumidores elegir entre diferentes proveedores y tarifas. Pero se nos olvida hablar sobre un suministro básico, ¿no?

 

💧 ¿Y qué pasa con el agua?

 En España, el agua es un servicio público esencial y generalmente se gestiona de manera regulada. No se considera un mercado libre en el sentido en que se aplicaría al resto de suministros básicos sujetos a la competencia entre varios proveedores privados.

Aquí hay algunas razones por las cuales en España y en muchos otros lugares, el agua se incluye en un mercado regulado:

  1. Naturaleza esencial: el acceso al agua potable es esencial para la vida y la salud de las personas, y se considera un derecho humano fundamental. Por lo tanto, los gobiernos suelen intervenir para garantizar que el agua esté disponible para todos a precios razonables.
  2. Monopolio natural: la gestión del suministro de agua a nivel municipal o regional suele ser un monopolio natural. Esto significa que, debido a la infraestructura costosa y la falta de viabilidad económica para múltiples proveedores, generalmente solo una entidad puede proporcionar servicios de agua eficientemente en una determinada área.
  3. Regulación de calidad: la regulación del suministro de agua garantiza que se cumplan los estándares de calidad y seguridad necesarios para el consumo humano. Esto incluye la supervisión de la calidad del agua potable y la gestión adecuada de aguas residuales.
  4. Protección al consumidor: en España existen regulaciones para proteger a los consumidores de prácticas injustas y para garantizar que los precios sean razonables. Estas regulaciones suelen ser responsabilidad de las autoridades locales o regionales.
  5. Responsabilidad pública: dado el papel crítico del agua en la sociedad, los gobiernos locales, regionales o nacionales en España asumen la responsabilidad y gestión del suministro, incluso en situaciones de escasez o emergencias.

Pueden existir empresas privadas que presten servicios relacionados con el agua, como la instalación de sistemas de purificación o la gestión de aguas residuales. Pero este suministro se considera un servicio público esencial en España y se regula en consecuencia. Esto se hace para garantizar el acceso universal, la calidad y la asequibilidad del agua para todos los ciudadanos.

 

🤔 ¿Qué debo elegir?

Te dejamos algunas consideraciones que podrían ayudarte a tomar una decisión informada:

En cuanto al mercado regulado

    • Permite acogerte al bono social.
    • Puedes adaptar tu consumo a los periodos valle (cuando el precio de la electricidad es más barato) para ahorrar en tu factura.
    • No tiene permanencia.
    • No puedes elegir energía renovable.
    • Es compatible con la tarifa de discriminación horaria (tarifa en la que el precio de la electricidad varía en función de la hora en la que se realice el consumo).
    • Sólo está disponible la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), con una potencia contratada igual o inferior a 10 kW, lo que limita las opciones de los consumidores.
    • Los precios varían cada hora en función de la oferta y la demanda de energía, y dificultan la planificación del consumo.
    • Y no ofrecen servicios adicionales como mantenimiento o asesoramiento energético.
  • En el  mercado libre
    • Las comercializadoras ofrecen variedad de tarifas y servicios, lo que te permite elegir la opción que mejor para ti, pero también la variedad dificulta la elección de la mejor opción. 
    • Existen descuentos y promociones que atraen a nuevos clientes o fidelizan a los existentes. 
    • Puedes elegir energía 100% limpia.
    • Ofrecen servicios adicionales, como mantenimiento o asesoramiento energético.
    • Los consumidores tienen la flexibilidad de cambiar de comercializadora o tarifa en cualquier momento si encuentran una oferta más conveniente.
    • Las tarifas pueden no ser completamente transparentes, ya que las comercializadoras pueden cambiar sus condiciones y aumentar el precio final. 
    • Algunas tarifas pueden tener cláusulas de permanencia, lo que limita la flexibilidad de los consumidores para cambiar de comercializadora o tarifa.

👩🏻‍💻 Tu gestor de Polaroo te ayuda

Si estás indeciso, desde Polaroo podemos ayudarte y decidir por ti. La elección depende de tus necesidades, preferencias y circunstancias individuales, y podemos hacer un análisis personalizado para que tengas la mejor tarifa contratada y tus costes estén optimizados al máximo.  Â¡Pregúntanos!

 Si quieres conocer más sobre nosotros y sobre las ventajas de contratar nuestro servicio, puedes consultar la página web.