♻️ 6 hábitos para fomentar un consumo sostenible

Desde hace unos años la preocupación por el planeta va en aumento. Cambiar nuestros hábitos personales, nuestra rutina, depende de una decisión. La decisión de decir “sí” al cuidado del planeta y a la protección del medio ambiente.

8 de cada 10 ciudadanos considera muy importante la sostenibilidad dentro de sus preferencias de consumo, mientras que un 59% reconoce que le resulta excesivamente complicado llevar un ritmo de consumo y un estilo de vida sostenible.

Pero, ¿qué es realmente el consumo responsable? Una actitud que implica la toma de decisiones bien pensadas sobre los productos que se compran o los servicios que se contratan, considerando sus consecuencias ambientales, sociales y económicas.

La realidad es que con una decisión y pequeños gestos podemos hacer mucho bien al medio ambiente. Cambiar pequeñas rutinas del día a día es la mejor forma de empezar.

Te estarás preguntando... Pero Polaroo ¿qué puedo hacer personalmente para tener un consumo más sostenible? Pues venga, ¡voy a compartir contigo mis trucos!


Hábitos fáciles para ser más eco y sostenible


♻️

Hábito 1: ¡Búscale múltiples usos a productos y objetos!

Estoy convencido de que muchas de las cosas que compras pueden tener mil y una utilidades. Este hábito me encanta porque saca nuestra parte más creativa. Muchos de los productos que consumes pueden tener una segunda vida (si tú quieres) y el primer paso para conseguirlo es: reutilizar y, por supuesto, ¡ser original!

Las botellas pueden convertirse en macetas o en el lugar perfecto para guardar legumbres. ¡Y más si las personalizas a tu gusto! Los envases de cristal de los yogures quedan fenomenal como portavelas y las latas de conservas son muy útiles para organizar tus cajones. ¡Deja volar tu creatividad y haz diseños a tu gusto!


👕

Hábito 2: ¡Apuesta por moda sostenible!

La falta de conocimiento nos puede llevar a cometer errores a la hora de consumir ropa.

Por ponerte en contexto, para producir cualquier prenda de ropa convencional (esas que nos cuestan muy poquito), se necesitan muchos litros de agua y cerca del 30% queda contaminada, se utilizan pesticidas, detergentes, tintes y, lo más importante, se perjudica a la salud y calidad de vida de las personas que se encargan de confeccionarla.

¿Solución? Poner tu granito de arena y apostar por moda sostenible.

Lo primero que debes hacer es plantearte si necesitas toda la ropa que tienes y, más aún, toda la que quieres comprar. Piensa en la posibilidad de modificar o reutilizar una prenda, dándole otro uso que se ajuste a tus gustos actuales. Y, en segundo lugar, infórmate sobre las condiciones de la ropa que compras.


Hábito 3: Piensa siempre que menos es más

¡Este me encanta! Porque es el auténtico fundamento de cualquier modelo sostenible.

Seré breve: no compres por el simple hecho de acumular cosas. ¡Control! Hazlo solo cuando necesites algo.


💪🏽

Hábito 4: Apoya las iniciativas de consumo sostenible

Por un lado te animo a que busques qué productos de los que tienes pueden tener una segunda vida, aunque no seas tú quien vaya a dársela ¡seguro que hay muchas personas deseando hacerlo!

Pueden ser textiles, pero también libros, muebles... ¡Casi todo merece una segunda oportunidad! E igual a la hora de comprar, ¡en las tiendas de segunda mano hay productos muy especiales!

Pero lo que siempre puedes hacer es apoyar las campañas o iniciativas de consumo sostenible que conozcas o descubras. ¿Cómo? ¡Difundiéndolas! Como ves, esto supone un esfuerzo muy pequeño en la era de las redes sociales pero es de gran ayuda. No hay excusa, ¡tienes muchas herramientas para hacerlo!


📑

Hábito 5: Pide información

¡No tengas vergüenza o miedo! Solo aquel que se anima a preguntar obtiene respuestas. Te animo a que preguntes detalles sobre los productos que adquieres, que leas, que te detengas y pienses si eso que vas a hacer o comprar es lo mejor para el planeta y, sobre todo, para ti.

Si no lo sabes, pide información sobre su origen o componentes. Cuanta más información tengas a tu alcance, más sostenible será tu decisión.


🌿

Hábito 6: Utiliza adecuadamente los recursos naturales

Con pequeños gestos de tu día a día puedes utilizar menos agua, controlar la energía eléctrica, etc.

El uso racional de estos recursos depende solo de ti. Apagar la luz de las habitaciones que no se utilizan o cambiar a bombillas de bajo consumo, son solo dos de las muchas acciones que puedes llevar a cabo para usar de forma racional la energía. ¡Y por supuesto para ahorrar!


🤲🏼

Los pequeños gestos, marcan la diferencia

Hay una frase de Eduardo Galeano que me encanta, “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.

Podría seguir hablándote durante horas de todo lo que puedes hacer para fomentar un consumo sostenible o cambiar tus hábitos, pero no lo voy a hacer. Porque ahora te toca a ti hacer, aplicar y encontrar la forma de cambiar todo lo que haces por su forma más sostenible. ¡Yo ya te he dado algunas indicaciones!

Así que con la frase de Eduardo Galeano y un consejo muy relacionado, quiero despedirme: Recicla aunque el vecino de enfrente no lo haga, no compres por comprar aunque veas los centros comerciales llenos, reutiliza aunque el de al lado no lo entienda o no vayas a la moda.

Porque aunque el resto no, tú sí. Porque “gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.

Hasta pronto.

♻️ 6 hábitos para fomentar un consumo sostenible
♻️ 6 hábitos para fomentar un consumo sostenible
♻️ 6 hábitos para fomentar un consumo sostenible
♻️ 6 hábitos para fomentar un consumo sostenible
♻️ 6 hábitos para fomentar un consumo sostenible
lo ÚLTIMO