⚡️ Cómo saber qué potencia eléctrica necesito y pasos para cambiarla

⚡️ Cómo saber qué potencia eléctrica necesito y pasos para cambiarla

Calcular la potencia eléctrica que necesitas puede ser complicado.

Con este artículo queremos ayudarte a saber cuándo bajarla, qué coste tiene, los pasos a seguir para optimizarla y cuánto influye en el precio de la factura.

¿Qué es la potencia eléctrica?

Matemáticamente, la potencia es igual a la intensidad por la tensión, que es una fórmula que también puedes usar para escribir un libro de asesinatos.
La potencia eléctrica de tu casa es la energía máxima por segundo que puedes usar al mismo tiempo.


¿Cómo funciona la potencia eléctrica?

¡Vamos a ponerte un ejemplo muy fácil! Imagínate que la potencia eléctrica es como un depósito de agua, y cada electrodoméstico es un vaso de agua que se llena cada vez que lo enciendes.

Cuando se conectan demasiados aparatos a la vez y se necesita más energía que la potencia contratada, sería equivalente a que el depósito se vaciara por completo al tener que llenar demasiados vasos de agua. ¿Qué pasa entonces en la vida real? Que el diferencial de la luz salta.

¿Cómo afecta la potencia contratada a mi factura de luz?

Básicamente, cuanto más alta sea tu potencia contratada, más caras serán tus facturas de luz.

Pero hay matices que tienes que conocer. Así que sigue leyendo:


¿Qué se tiene en cuenta al cobrarte la potencia eléctrica?

Primero, el precio de potencia contratado con tu compañía. Este precio es el que se acuerda al dar de alta el servicio de electricidad y es fijo hasta que se renueva el contrato, que es cuando las compañías proponen nuevos precios o los mantienen.

Actualmente, el precio de potencia varía entre 0,10 y 0,13 €/kW al día.Por otra parte, se tiene en cuenta el período de facturación de la factura, o en otras palabras, los días entre las dos últimas facturas. En general, las compañías suelen emitir las facturas de forma mensual (cada 30 días) o de forma bimensual (por defecto, cada 60 días).

Finalmente, se tiene en cuenta toda la potencia eléctrica que tienes contratada, independientemente de la potencia eléctrica que hayas usado. Así pues, viendo los precios de potencia actuales, cada kW de más que tienes contratado en casa te acaba suponiendo un gasto extra de entre 36 y 45 € al año.

El término de potencia eléctrica se calcula multiplicando estos tres conceptos. Como los tres conceptos no varían demasiado cada mes, se considera que el término de potencia es la “parte fija” de tu factura de la luz.

Calcular qué potencia necesito al contratar la electricidad

Cada casa es un mundo, y no todos necesitamos lo mismo. Por eso, es importante tratar cada caso individualmente y con todos los datos.

  1. Conocer a tu empresa distribuidora.

El primer paso para saber la potencia que necesitas es saber cuál es tu distribuidora de electricidad. En tu factura, además de encontrar tu potencia contratada y lo que has consumido, tienes la información de quién es tu distribuidora. Siempre es y será la misma, aunque te cambies de compañía comercializadora (si, no son la misma empresa, pero de esto hablaremos en otro post).

Las distribuidoras más comunes en nuestro país son:

  1. Crear un usuario online en el portal web de tu distribuidora.

Casi todas las distribuidoras tienen un acceso online a todos los datos de consumo de tu domicilio. Para poder consultar estos datos, sólo tienes que tener a mano una factura reciente de electricidad, crear un usuario en su plataforma y esperar a que la distribuidora verifique tu usuario (suelen tardar unas 24 horas).

  1. Consultar tus picos máximos de potencia eléctrica.

Una vez tengas el acceso online listo y verificado por la compañía distribuidora, podrás consultar tus picos máximos de potencia eléctrica. Cada pico es la potencia máxima que tu casa ha necesitado para que todos los aparatos pudieran funcionar.



Así pues, lo ideal es tener una potencia eléctrica contratada un poco más alta que el pico más alto, para optimizar tu factura eléctrica asegurándote que el diferencial no saltará. En el ejemplo, el pico más alto es de 4,8 kW y la potencia contratada es de 5 kW así que la potencia eléctrica de este contrato ya está bastante optimizada.

¿Cómo cambiar la potencia contratada de luz?

Una vez ya sabes qué potencia eléctrica necesitas en tu casa, toca tramitar el cambio de potencia. El cambio de potencia se gestiona normalmente llamando a tu compañía eléctrica y pidiendo que realicen el cambio. Eso sí, antes de gestionar un cambio debes tener en cuenta dos factores importantes:

  1. Los cambios de potencia eléctrica no son gratuitos

La compañía distribuidora, a través de tu compañía eléctrica, te cobrará los gastos de la gestión del cambio de potencia en tu siguiente factura.

Si quieres bajar tu potencia contratada, tendrás que pagar los derechos de enganche de la gestión, que es un nombre muy técnico para decir “conectarse al sistema”. Estos derechos tienen un coste fijo regulado por el gobierno de 9,04 € (sin aplicar impuestos).

Si quieres subir tu potencia contratada, tendrás que pagar los derechos de enganche (igual que si bajas), los derechos de acceso y los derechos de extensión. Ambos derechos también tienen un coste regulado por el gobierno pero que se cobran por cada kW que pretendas subir tu contrato. Los derechos de acceso cuestan 19,70 €/kW y los de extensión cuestan 17,37 €/kW (ambos sin aplicar impuestos).

  1. Cambiar de potencia eléctrica tiene límites

Cuando se liberalizó el mercado eléctrico, las compañías distribuidoras fijaron un límite de dos cambios de potencia eléctrica al año por contrato para evitar posibles fraudes y/o estafas.

¿Qué quiere decir esto? Que cuando un usuario quiere tramitar un cambio de potencia por tercera vez en un año, la compañía distribuidora puede impedir dicho cambio o autorizarlo mediante penalización (en pocas palabras, pagando de más). Por esto es importante conocer la potencia que realmente necesitas y “dar en el clavo” a la primera para evitar llegar al límite.

Además, las compañías distribuidoras pueden solicitarte documentación técnica de tu casa para comprobar los datos de tu contrato y tu documentación personal.

Haz por mi el cambio de potencia eléctrica

Como ves, es un proceso largo y bastante aburrido.

A lo largo de este artículo te he explicado cómo hacerlo tú mismo@ pero, ¿quieres que lo hagan por ti GRATIS y SIN COMPROMISO?

Los clientes de Polaroo ONE se despreocupan de esta y otras muchas gestiones, porque Polaroo lo hace por ellos.

¿Qué tienes que hacer tú para que Polaroo haga el cambio de potencia eléctrica por ti?

  1. Hazte de Polaroo ONE y disfruta de sus múltiples beneficios.
  2. Pide a Polaroo que cambie la potencia eléctrica de tu casa.
  3. O simplemente pídele que te ayude a saber si la potencia que tienes es la correcta para quedarte tranquil@.

¡Polaroo, hazme la vida fácil!



⚡️ Cómo saber qué potencia eléctrica necesito y pasos para cambiarla
⚡️ Cómo saber qué potencia eléctrica necesito y pasos para cambiarla
⚡️ Cómo saber qué potencia eléctrica necesito y pasos para cambiarla
⚡️ Cómo saber qué potencia eléctrica necesito y pasos para cambiarla
⚡️ Cómo saber qué potencia eléctrica necesito y pasos para cambiarla
lo ÚLTIMO