💰 Cómo hacer un presupuesto de gastos personales

Seguro que te han dicho, has leído o te han recomendado hacerte un presupuesto de gastos para controlar mejor tu dinero y finanzas.

Pero una cosa es saber que te iría bien hacer algo y otra muy diferente es hacerlo (como ir al gym o dejar de comer chocolate), ¿verdad?

Si eres de los que actualiza su Excel de gastos religiosamente, o de los que ya tiene una app de seguimiento de gastos como Polaroo: enhorabuena, te has pasado el juego.

Pero, si, como la mayoría, llevas un cálculo de tus gastos en la cabeza o tienes un Excel a medio hacer (y lo odias), te recomiendo que sigas leyendo.


Cómo controlar tus gastos mensuales con Excel o sin

Un presupuesto personal es un resumen de lo que gastas frente a lo que ingresas. Y es sin duda, una herramienta clave para gastar menos, ahorrar más y planear tus metas financieras.

El porqué elaborar un presupuesto está claro. Ahora bien, cómo hacerlo es elección tuya. Hay varias formas de crear un presupuesto de gastos y llevarlo al día (y no todas pasan por usar un Excel del demonio).

Excel de presupuesto de gastos personales

Excel es la opción más conocida y también la más odiada, ya que requiere tiempo y dedicación, además de que es un proceso recurrente y muy manual.

Sin embargo, hay muchas plantillas de presupuesto personal en Excel que te dan parte del trabajo hecho y que ya incluyen las filas y columnas básicas que tú tendrás que rellenar con tus ingresos, tus gastos, y su concepto e importe.

Además, con un par de fórmulas de Excel, sabrás tu gasto medio mensual, tu gasto diario, la diferencia entre tus gastos y tus ingresos y hasta tu gasto total anual.

Eso sí: el Excel no se rellena por arte de magia. De forma recurrente, tendrás que introducir manualmente cuánto has gastado en el super, en gasolina, y un largo etcétera.

‍

App para llevar un presupuesto de gastos

Si lo del Excel no va contigo, no desesperes. Hay alternativas fáciles y cómodas que no requieren rellenar celdas, arrastrar fórmulas, ni hacer tablas dinámicas de datos.

Algunos bancos ya ofrecen apps bancarias que resumen tus gastos e ingresos de forma más o menos clara y visual.

Pero también existen apps gratuitas que detectan tus gastos e ingresos automáticamente y te permiten clasificarlos, ordenarlos e incluso ahorrar en ellos. Polaroo es una de ellas, pero hay varias alternativas en el mercado que te pueden resultar útiles y que no requieren tiempo, esfuerzo ni dedicación.

En la imagen de abajo tienes un ejemplo de un presupuesto de gastos en Excel (a la izquierda) y el presupuesto de gastos que Polaroo te permite hacer (a la derecha).

‍


Qué elementos incluir en un presupuesto personal

Una vez has decidido qué herramienta vas a usar, es importante que sepas qué tipo de gastos e ingresos tienes que incluir, así que te voy a dar algunos ejemplos de los tres tipos de conceptos que tienes que añadir en tu presupuesto.

Ejemplos de gastos domésticos

Si vives en un piso, casa o apartamento, ya sea de alquiler o de propiedad, individual o compartido, seguro que tienes gastos del hogar que toca pagar cada mes.

Entre los gastos de casa más comunes están los suministros y servicios básicos, como la factura de electricidad, la del agua, la del gas o la tarifa de Internet y móvil.

Además, también tienes que contar con el alquiler o hipoteca, el seguro del hogar, la cuota de la plaza de parking, y las reparaciones o mantenimiento que a veces te toca pagar.

Y no te olvides de la alimentación y de todo lo que compras en el supermercado: ya sea de limpieza, de higiene, de cosmética o de salud.

Ejemplos de gastos personales

Estos son los gastos que nos aplican a todos, estemos independizados o no. ¿O es que no te compras ropa de vez en cuando, te vas de restaurantes con tus amigos o te pegas un viajecito?

Aquí también puedes incluir los gastos de transporte (gasolina, abono de transporte público), las suscripciones que pagas cada mes (Netflix, Amazon Prime, Spotify, HBO), tu cuota del gimnasio o tus cursos de idiomas, tus clases de cerámica o pádel, ¡y mucho más!

La peluquería, el fisio, la manicura o el nutricionista también van aquí, ¡no te los olvides!

Ejemplos de ingresos

Si la parte de gastos te ha parecido fácil, esta te va a parecer moco de pavo.

A no ser que tengas múltiples fuentes de ingresos, esta parte del presupuesto se reduce a lo que cobras cada mes: tu sueldo, tu nómina o cualquier tipo de retribución que recibas de forma mensual o periódica por tu trabajo.

Sin embargo, si tienes inversiones inmobiliarias o en bolsa, también tendrás que incluir los beneficios que percibes por tus acciones o inmuebles alquilados.

Otros elementos para tu presupuesto

Si yo fuera tú, incluiría en mi presupuesto una cantidad mensual destinada al ahorro.

El ahorro es casi tan importante como tus ingresos o tus gastos personales y es lo que te ayudará a que tus finanzas personales estén lo más sanas posibles en el futuro.

Así que incluye el ahorro como un pago fijo que te haces a ti mism@ todos los meses. Piensa cuánto puedes ahorrar cada mes y apúntalo en tu presupuesto.


Presupuesto mensual para mejorar tus finanzas

Ahora que ya sabes qué ingresos incluir, qué gastos no te puedes olvidar y cuáles son las opciones que tienes para llevar ese seguimiento de lo que entra y sale de tu cuenta, ¡ya no tienes excusa!

Si has tenido tiempo para leer este artículo, te sugiero que te tomes 2 minutos más y te descargues una app de control de gastos o te crees un Excel para empezar a rellenarlo desde ya.

Solo es cuestión de ponerse. Tu bolsillo, tus finanzas, y tu salud te lo agradecerán.

💰 Cómo hacer un presupuesto de gastos personales
💰 Cómo hacer un presupuesto de gastos personales
💰 Cómo hacer un presupuesto de gastos personales
💰 Cómo hacer un presupuesto de gastos personales
💰 Cómo hacer un presupuesto de gastos personales
lo ÚLTIMO