🌿 5 ejemplos de cómo ser más eco-friendly en tu día a día

🌿 5 ejemplos de cómo ser más eco-friendly en tu día a día

Qué bien queda decir que somos eco-friendly. ¡Y como nos gusta usar palabrejas inglesas para sonar más “cool”!

Pero, ¿qué quiere decir ser eco-friendly? ¿Cómo se diferencia a una persona eco-friendly de una que no lo es? Y, lo más importante, ¿por qué es importante ser eco-friendly y cómo podemos serlo más?


Qué significa ser eco-friendly

Si volvemos al origen de la palabra, nos daremos cuenta que proviene de la unión de dos términos: “Environmentally” y “Friendly”. O como diríamos aquí en España, respetuoso con el medio ambiente.

De ahĂ­, puedes intuir que el concepto de eco-friendly se aplica a cualquier producto, servicio, acciĂłn, ley, o polĂ­tica que perjudique poco o nada el medio ambiente.

Así que cuando oigas sinónimos como “Eco”, “Green”, “Verde” o “Ecológico”, ya sabes de qué te hablan. Y si alguien te dice que es super “Green” porque compra verduras ecológicas, pero lo hace con una bolsa de plástico, ¡no te fíes y dile que use una bolsa de tela!


Hábitos para ser una persona Eco (con ejemplos)

Convertirse en una persona que respeta y se preocupa por el planeta no es cosa de un dĂ­a. Ser eco-friendly implica llevar un estilo de vida poco o nada perjudicial para el medio ambiente.

Sin embargo, dicho así, nos puede parecer una meta inabarcable y que preservar el planeta está fuera de nuestro alcance.

Pero no es así. Por eso, hoy quiero ponerte 5 ejemplos de hábitos que puedes aplicar en tu vida diaria y que te acercarán más a la persona eco-friendly que quieres ser.


1. Sustituye la mascarilla desechable por una reutilizable

Además de lo incómodas y feas que son, las mascarillas desechables son extremadamente contaminantes, ya que un 70% del plástico usado terminará en océanos y vertederos si no se toman medidas, según las Naciones Unidas.

En vez de comprar mascarillas que tienes que tirar después de pocos usos, cómprate una mascarilla reutilizable y aplica estos cuidados:

  1. Lava la mascarilla a mano con detergente después de usarla.
  2. DĂ©jala secar al aire libre.
  3. Guárdala en una bolsa para que no se contamine mientras no la usas.

Además de ser eco, podrás escoger entre muchos diseños e ir divin@.

2. Usa papel en vez de plástico

Aunque suene muy típico, cambiar el plástico por el papel es un hábito muy fácil y rápido de aplicar.

De hecho, según un estudio de National Geographic, un 40% por ciento del plástico fabricado actualmente son envases desechables. ¡Casi la mitad! Una locura...

¿En qué situaciones puedes usar papel en vez de plástico? ¡En más de las que te imaginas!

  • Si vas a hacer la compra, ¡cĂłgete una bolsa de tela de casa! O, si te la olvidas, usa las bolsas de papel en vez de las de plástico.
  • Si te vas de picnic, usa vajilla desechable ecolĂłgica en vez de platos de plástico.
  • Si haces un picoteo o comida en casa, ¡lo mismo! O usa tu vajilla y que tus invitados te ayuden a lavarla.

3. Desconecta los cargadores si no estás cargando

Seguro que tu cargador de móvil está siempre (o la mayoría del tiempo) enchufado en el mismo sitio. Y lo mismo pasa con el cargador de tu portátil.

Lo grave del caso: ¡que tu cargador esté conectado si no lo estás usando!

¿Y por qué es tan grave? Porque dejar los electrodomésticos en modo espera (conectados pero sin usarlos) supone entre un 10 y un 15% de la electricidad que consumes en casa. Eso, según los cálculos de la compañía Mirabee, resulta en un gasto de 70€ al año por tener aparatos en modo “stand by”.

Así que, si no los usas, apaga los aparatos eléctricos.

4. Cambia las bolsitas de té por un colador reutilizable

Si eres fan del té… ¡Lee las próximas líneas atentamente!

La típica bolsa de té que usas en agua caliente produce alrededor de 11.6 millones de microplásticos y más de 3 mil millones de nanoplásticos, según un estudio de la universidad de McGill.

¿La parte positiva? Puedes ahorrar todos estos microplásticos comprando el té en hojas y usando un colador de silicona o acero inoxidable en vez de las bolsas desechables.

El té está buenísimo, ¡y el medioambiente lo agradecerá!

Y si eres más de café, usa cápsulas reutilizables, café a granel o soluble… ¡hay miles de opciones que no pasan por usar una cápsula desechable cada día!

5. Compra alimentos a granel, sin embalaje

Los números hablan por sí solos: en España, el 80% de los envases acaban en vertederos, incinerados o tirados en el medio ambiente, según el informe de El Compromiso Empresarial.

Así que, la próxima vez que vayas a comprar arroz, legumbres, frutos secos o cereales, no los compres envueltos en bolsas de plástico. Busca una tienda a granel cerca de tu casa y compra los productos secos sin empaquetar.

Eso sí, ¡acuérdate de coger tus bolsas reutilizables y lavables antes de salir de casa!

Beneficios de ser respetuoso con el medio ambiente

Acciones y hábitos como los listados arriba contribuirán a un estilo de vida eco-friendly y beneficioso para ti y para el planeta.

Sí, para ti también.

ÂżCĂłmo te beneficia a ti ser eco-friendly?

Además de sentirte bien por respetar el medio ambiente, tener hábitos eco tiene muchas ventajas como el ahorro económico, al consumir menos o de forma más consciente, así como la mejora de la salud gracias a alimentos eco y de proximidad o locales.



🌿 5 ejemplos de cómo ser más eco-friendly en tu día a día
🌿 5 ejemplos de cómo ser más eco-friendly en tu día a día
🌿 5 ejemplos de cómo ser más eco-friendly en tu día a día
🌿 5 ejemplos de cómo ser más eco-friendly en tu día a día
🌿 5 ejemplos de cómo ser más eco-friendly en tu día a día
lo ĂšLTIMO